lunes, marzo 15, 2010

bulnes y rivadavia

La lluvia no aflojaba, las baldosas sí.

No hay comentarios.: